Ejercita tus movimientos

Por Pupa Kramcsak



¿Has conocido personas inquietas que no se cansan con nada?, yo sí y déjenme decirles que aquí está la papa.
Indagando por la web me encontré con este nuevo deporte veraniego que dejará exhausto a cualquiera; el bossaball mezcla lo mejor del capoeira, voleyplaya, fútbol y gimnasia, dentro de un campo de camas elásticas e inflables y dividido por una red, en medio de la inmensidad de la arena.

El juego es bien fácil y parecido al vóley: no debes dejar que la pelota toque el suelo de tu equipo por ningún motivo, y puedes jugarlo con tres, cuatro o hasta cinco amigos. Lo entrete es que puedes pegar hasta ocho toques antes de pasárselo al otro equipo con un gran remate, pero no hay que olvidar que sólo puedes tocar una vez seguida la pelota con las manos y dos veces con cualquier otra parte de tu tonificado cuerpo.

Ahora viene lo más choriflai: el estereotipo de árbitro serio de cualquier deporte tradicional es derrotado por esta nueva imagen playera. En el bossaball nada menos que un “árbitro samba” lleva el juego, y no solo pitean las faltas, sino que sirven de maestros de ceremonia y acompañan tu jugada crucial con sambas pegotes, percusión y un equipo de dj, ¿qué tal?.

Aunque este jueguito no ha llegado a nuestras playas, esperamos que algún productor lea Menjunje y se contacte con la empresa española Bossaball Sports S.L. para saltar y bailar jugando.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS
Read Comments

2 comentarios:

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Qué de estado físico e inventiva en piruetas hay que tener para este Bossa-Ball...si se hubiese prohibido el Volleyball en su tiempo, habrían terminado en ésto.

Saludos afectuosos, de corazón.

P.D.: ¿Alguna idea de cómo se llama la canción que sirvió de fondo para el video? Gracias.

Arteluz dijo...

Me parece tremendamente divertido este nuevo deporte, y no me extraña para nada que los creadores sean brasileños. En todo lo que ellos hacen está la alegría, el relajo, la buena onda y el buen vivir. Me imagino arrendando estas picinas plásticas para celebrar los cumpleaños en un patio grande. Pura diversión entretenida.
cariños para ustedes