Kill Mandrill

Por Monse Quezada


Reírte desde las entrañas con una película chilena sin que sea por las forzadas escenas de palabrotas y obscenidades, es una sensación que –por qué no decirlo- pocas veces experimentamos. Que esa película nos llame la atención por su estética, colores luminosos y agilidad de la imagen, tampoco. Que además tenga excelentes escenas de acción y coreografías marciales que compiten de igual a igual con las grandes producciones joligudenses, imposible. Pero hey, nada es imposible para Mandrill.

La nueva peli de Ernesto Díaz, el director de Kiltro y Mirageman, fue una de las revelaciones del pasado Festival de Cine de Valdivia, donde la presentaron sus protagonistas. Estar ahí y sentir como todos lo pasábamos increíble con un producto de Chilito fue digno de 18 de septiembre.

Lo mejor de Díaz es que si bien sus películas no son una saga como tal, tuvo la generosidad de compartir con nosotros toda su evolución; fue el primero en acomodar las patadas voladoras a la realidad de Patronato y en crear el superhéroe que Chago City merece. Pero esas entregas quedaron reservadas más para el gusto y respeto de los cinéfilos que del público general. En cambio ahora, este excelente –y guapísimo- sicario que ama la canción Despídete con un beso de Buddy Richard podría perfectamente batirse con Beatrix Kiddo. No kidding.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS
Read Comments

4 comentarios:

Javi dijo...

Hola:

Es interesante cómo planteas algunos pormenores de la peli. Tendré que ir a verla, para salir de la curiosidad.

Les dejo un abrazo.

Paris Quelart Budó dijo...

Original, sí señor.

Menjunje dijo...

¡No se arrepentirán!, gracias por los saludos.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

La sociedad Díaz-Zaror sigue rindiendo a gran nivel...cosas buenas se pueden esperar de ellos. Saludos afectuosos, de corazón.