Don’t come away with me

Por Monse Quezada

Nenas, buenas nuevas: la gran Norah Jones, voz de los mejores y peores momentos de la gran mayoría de las mujeres de esta generación, está de vuelta.

Su disco se llama The Fall y aunque ella dice que hace referencia al otoño, porque es una estación que le gusta y en la que escribió la gran mayoría de las canciones, lo cierto es que es más probable que este disco sea el reflejo de su caída (y posterior puesta de pie, esperemos). ¿Por qué? Te preguntarás. Resulta que para esta placa se desmarcó totalmente de su banda de siempre, incluyendo al bajista que fue su novio por años de años.

A pesar de que los tipos eran bastante secos, Norah sabe que brilla con luz propia y por lo mismo está embarcada en millones de proyectos -de música country, de actriz, etc-. Y hablando de barcos, déjenme presentarles el video, muy al estilo de la peli UP, del primer single Chasing Pirates.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS
Read Comments

1 comentarios:

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

¡Me cambiaron a Norah Jones! El talento lo tiene, sin duda alguna...pero parece que se enganchó más a las modas que corren en la música. Más encima cambió de corte de pelo...noooo.

¿Era necesario hacer tanto cambio a una sociedad que funcionaba tan bien sobre el escenario? Quizás si es que no dejaban a Norah hacer tranquila sus proyectos paralelos. El tiempo lo dirá...saludos afectuosos, de corazón.