¡Caserita!

Por Pupa Kramcsak
Para aprovechar estos días espectaculares donde el sol ha estado potente, decidimos en definitiva guardar los chalecos de lana y comer frutas y verduras. Y cuando hablamos de vegetales qué mejor panorama que ir a comprar a la feria más cercana de tu casa.

En mi caso es todos los jueves y aunque sinceramente no voy tan seguido a las ferias, son parte de las tradiciones nacionales que curiosamente no se han desvanecido y han sabido combatir contra grandes multinacionales.

Frutas, verduras, carnes, mariscos, libros, ropa, joyas, juguetes, muebles y productos chinos en puestos colocados a lo largo de la calzada, se pueden ver en este festival de gritos.

Los caseros se pelean a sus clientas y el que más le mete conversa o el que más canta sus bajos precios es el premiado; la idea es pasearse con su carrito y elegir el producto más brilloso, junto al precio y el talento de su vendedor. Y si te deja probar un pedazo de sandía gratis, se lleva mil puntos más.

Es un gran orgullo saber que aunque los supermercados están tan arraigados, cuando se trata de frutas y verduras, las ferias libres siguen siendo las favoritas por los chilenos.

Indagando por la web me encontré con unos changuitos o carritos preciosos para llevar los vegetales que compres en la feria. Violraviol es una empresa argentina que además de elaborar estos changuitos hermosos, crean canastas, individuales, delantales, almohadas y manteles. Cuando pases por su página te darás cuenta que tiene ese toque abuelístico que Menjunje añora.

Es una lástima que sus productos no se vendan en nuestro país, pero aún así tenemos el talento para tomar las agujas, los hilos y empezar a cocer nuestro propio carrito o changuito para elegir las mejores frutas y verduras de tu feria más cercana.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS
Read Comments

1 comentarios:

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Hace tiempo que no voy a la feria...es que igual ya me tenían de casero los Sábados y hay personas que, por el estrecho pasillo, van en bicicleta tan campantes como si nada.

Las Ferias Libres tienen que profesionalizarse...no seguir "a la que te criaste" en variados aspectos. De primera, hacerle el quite a los que venden material ilegal o pirateado.

Saludos afectuosos, de corazón.