Colour, lo nuevo de Latin Bitman

Por Monse Quezada


Quizás la mejor movida del Dj y productor José Antonio Castro fue el nombre que le puso a éste, su último trabajo de estudio.

Primer punto a favor de Bitman: ponerle a su disco un nombre tan representativo que todos quisieran comentarlo para jugar con el nombre y el contenido del mismo.

Es verdad. Color es una mezcla de estilos musicales o mejor dicho, de nacionalidades. Lo dijo el New York Daily News: “La música de Bitman puede aterrizar en Brasil por un toque de samba, saltar a Nueva York por un poco de scratching de hip hop, trasladarse a Jamaica por un golpe de reggae y estacionarse en Puerto Rico por una pincelada de salsa, pero su sensibilidad filtra todos esos sonidos para convertirlos en canciones que se pueden tanto bailar como cantar”.

Segundo punto a favor de Bitman: Colaboraciones adecuadas. Francisca Valenzuela es la protagonista de su primer single, Help me, y probablemente con eso se asegura una venta adecuada sino de la canción misma, de todo lo que se llenará el local santiaguino Subterráneo (que es su segundo hogar) cuando toquen juntos.

Por otro lado, Anita Tijoux lo acompaña en otra canción, haciendo lo que mejor sabe hacer: crítica social. En el caso de “Insomnio“, sobre la televisión.

La colaboración más interesante es en mi opinión la de la fallecida poeta Stella Díaz Varín, La Colorina, que recita su poema La Palabra en la canción del mismo nombre. Chile represent.
Por último, el inglés predominante en el disco –desde el nombre- es una jugada que arriesga bastantes críticas desde el mundo musical chileno, pero apuesta segura por el público al que apunta y el contenido del disco. Bien por el Hombre Bit Latino.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS
Read Comments

1 comentarios:

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Latin Bitman ya se ganó un espacio en la música electrónica continental...si hasta hace música para juegos de video como la saga FIFA de Electronic Arts. Además, las colaboraciones son un punto clave para enganchar a otros públicos.

Ante posibles críticas por el predominio del inglés...bueno, no hay que ponerse como los dictadores argentinos que prohibieron la emisión de canciones en ese idioma durante su nefasto período.

Saludos afectuosos, de corazón.